&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 15 de mayo de 2010

El beneficio de las adversidades

Hay males que proporcionan un beneficio posterior. No es solo deponer la esperanza y quedar esperando sin desesperación ni apresuramiento. Un poco como la frase tan conocida: "Dios escribe derecho en lineas torcidas". O como dicen los ingleses:"It's a blessing in disguise"...es una suerte disfrazada.
Suerte disfrazada. Felicidad con apariencia de desgracia. Alegrías brotando entre lágrimas. La vida está llena de ello, ¿no te parece?
Recuerdo un atleta negro, alto, reluciente, que batió el récord en los juegos olímpicos de México en 1968. Su nombre era Neftali Temu, natural de Kenia, medalla de bronce en la carrera de 5000 metros y medalla de oro en los 10 mil metros. La revista Life lo fotografió ampliamente en un reportaje con fecha 22 de noviembre de 1968. Neftali Temu, de 23 años, sonriente y orgulloso, rodeado de compatriotas africanos, explicó a los periodistas las causas remotas de sus triunfos olímpicos:
-Cuando era estudiante de primaria vivía a 7 kilómetros de la escuela. Más de 14 kilómetros ida i vuelta, diariamente. A veces salía retardado de la casa y tenía que correr para llegar a tiempo a la escuela.
 Eso que me parecía una tortura, me fortificó con el correr de los años. Aquella distancia, aquellas marchas y carreras me prepararon físicamente para las olimpiadas...
Neftali Temu, medalla de oro en la carrera de 10 mil metros en México, concluyo: Sufrí y fui un niño desheredado en la infancia, pero hoy tengo la alegría de ser !un campeón olímpico mundial!
Hay males que se transforman en bien con el correr del tiempo. Adversidades de ayer fructificando felicidad y suerte en el día de hoy. Tormentas pasadas que se convierten en bendición y victorias en alguna vuelta del camino.
Esta es una de las lecciones que se podría sacar de la vida de Neftali Temu, africano. Un pequeño detalle aparentemente insignificante: andar a pie, recorrer 14 kilómetros cada día.
Era un campeón olímpico, de infancia desheredada, preparando el terreno de su gloria posterior.

2 comentarios:

  1. hola hermana gloria DIOS la bendiga deseo de corazon
    que en este nuevo proyecto le vaya de maravilla y este espacio sea de bendicion para mucha gente
    sabemos que DIOS eso es lo que quiere puesto que dice que debemos de llevar la palabra de DIOS a todos lados
    y este es uno de ellos
    cualquier cosa en la que pueda ayudarle no dude en mandarme mail y con gusto y para la gloria de DIOS

    por otro lado, vi en otro blog que no sabia como hacer un banner para que enlacen este blog asi que me di un tiempito he hice uno que aunque no es muy profesional lo hice con cariño para DIOS Y ud,
    ojala que le sirva

    solo tiene que pegar el codigo en un nuevo elemento dentro se la plantilla de su blog
    el codigo lo puede descargar desde aqui :

    codigo para banner

    saludos desde hidalgo mexico :)
    si quiere puede visitar el blog jasadim dando click aqui :

    JASADIM.BLOGSPOT.COM

    ResponderEliminar
  2. lucianoparatoreperez19 de enero de 2011, 5:14

    Muy bueno. Esto es de Roque Schneider del Libro "El Valor de las Pequeñas Cosas" Pagina 117-119 Un hermoso Libro. Saludos Atentos, Cordiales y Sinceros en María, La Virgen Eterna.

    ResponderEliminar