&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 26 de enero de 2011

EL ISLAM Y LA IGLESIA - Parte I

Para animar a los lectores a investigar más acerca de los musulmanes he seleccionado ocho de las preguntas que se hacen con más frecuencia, y también he incluido las respuestas a manera de sugerencias. Esperamos que esto contribuirá a abrir puertas entre los mahometanos.

1. ¿Qué piensa usted de Mahoma y el Corán?

Si usted no sabe algo en concreto, ¡por amor a Dios sea franco y honesto! Esta no es una pregunta cualquiera. Es una pregunta que implica actitudes antes bien que conocimiento. Históricamente, hay un precedente para la cuestión. En el siglo XII, Niceto Coniates, un gobernante bizantino, decretó que para que un musulmán pudiera convertirse al cristianismo tenia que maldecir a Mahoma y a Alá en el bautismo. Hoy mismo, en el siglo XX, hay escritores que han identificado al Islam con el diablo y el anticristo. Había un gran debate entre los misioneros de siglos anteriores para determinar si el Alá del Islam fuera realmente el Dios de Abraham. Existían teorías de que el Islam había comenzado como una secta cristiana en Arabia, y que por lo tanto era una herejía.

El mundo cristiano sufrió pérdidas sustanciales con la expansión del Islam. Después del fracaso de las Cruzadas, se desarrolló una actitud negativa contra los musulmanes en el Occidente, mientras se recobraban de las heridas de la derrota. Querían convencer al mundo de que la única razón por la cual triunfó el mahometismo fue por la fuerza de la espada.
En el lado positivo, Mahoma tuvo éxito en destruir muchos de los males que aquejaban a Arabia y el Oriente, tales como el paganismo y el animismo acompañados de la inmoralidad y su corrupción características. Las tribus beligerantes fueron unificadas bajo Alá. El infanticidio fue prohibido, y se enseñó una preocupación sincera por los pobres. Los derechos de los judíos y cristianos en Arabia fueron respetados por el mismo Mahoma.
De igual manera, nosotros debemos comenzar por respetar a Mahoma como profeta de los musulmanes, y reconocer que éstos toman al Corán como la palabra de Dios. De igual manera, con una actitud de amor, tenemos que explicar que nosotros como cristianos, servimos a un Dios verdadero que se ha revelado completamente en la personalidad de Jesucristo (Mateo 21.11; Lucas 24.19). Aunque el islamismo clásico no acepta que Dios pueda revelarse sólo en Cristo, a quien se considera como otro profeta más, al igual que Mahoma, esta declaración por lo menos puede abrir una puerta para seguir dialogando sobre el evangelio de Cristo.

2. ¿Por que aman los cristianos a Jesús?

La mayoría de los mahometanos han creído que el mundo cristiano ha estado contra ellos para favorecer a los judíos. Los países occidentales, considerados por ellos como un poder cristiano, han mostrado en las décadas pasadas, más simpatía por los judíos que por los palestinos que fueron expulsados de su tierra en 1947. El estado judío y el sionismo han contado con un apoyo tácito de las comunidades protestantes y católicas. Sin embargo no siempre ha sido esta la situación en la historia. Los judíos no siempre han sido queridos por los cristianos. Los judíos sufrieron bajo la inquisición española en el año 1442. (Por siglos los católicos los habían hecho convictos de la crucifixión de Cristo.)

Como cristianos, nosotros estamos fundamentados en el judaísmo. Obviamente tenemos más afinidad con el Antiguo Testamento que con el Corán. Mientras que el Antiguo Testamento profetiza la venida del Mesías, el Corán lo niega. Las doctrinas premilenialistas de los protestantes permiten legítimas protestas de parte de los mahometanos, ya que los que interpretan las Escrituras de esa manera, apoyan fuertemente al sionismo, interpretando cada evento que ocurre en el Cercano Oriente como el cumplimiento de ciertas profecías.

Nuestra respuesta sería que como cristianos, tenemos que amar a todos, incluyendo a nuestros enemigos. Este es un mandamiento de Dios por medio de Jesucristo. Nos lamentamos de los hechos que han quedado grabados en la historia, que representan eventos de crueldad por ambas partes. Pero yo no participé de estas tragedias; no quiero ser responsable de las mismas; tampoco puedo cambiar el pasado. Mi amor, como cristiano, no está limitado al americano o al judío, pues debe incluir a todo el mundo - especialmente al Islam. Creemos que Cristo murió por todo el mundo, y él mandó que como verdaderos discípulos suyos, tenemos que ser ejemplo de justicia para con todas las naciones.

3. ¿Predice la Biblia la venida de Mahoma?
La respuesta inmediata de usted será ¡no! A esto, el musulmán le dirá que usted no conoce su propia Biblia. Por eso es importante comprender cuál es la raíz de este problema y saber cómo contestar a esta difícil pregunta.

En el Corán, en el Sura 61.6, dice así: "Y recordad que Jesús, el Hijo de María dijo 'Oh Hijos de Israel' yo soy el apóstol de Dios enviado a vosotros, para confirmar la Ley (que vino) antes de mí, y para dar las buenas nuevas de un Apóstol que ha de venir después de mí, cuyo nombre es Ahmed".

Muchos comentaristas musulmanes dirán que este versículo que habla de Ahmed, un nombre de Mahoma, quiere decir "el Apreciado" que en griego se traduce a la palabra Periclytos. En Juan 14.26 Jesús prometió a sus apóstoles que el parakleton o "Consolador" vendría a ellos y les recordaría todo lo que les había enseñado. De manera que los musulmanes sostienen que la palabra degeneró, porque originalmente significaba "el Apreciado", o sea Mahoma. Sin embargo, por falta de evidencias textuales (de manuscritos) y el contexto mismo, esta interpretación es incorrecta. Antes bien, hay evidencia de que aún antes de Mahoma el texto de Juan no había sido corrompido. Sería muy poco probable que Cristo enviara a alguien que negara su propia muerte (la muerte de Cristo) como lo hizo Mahoma. Además el contexto pone en claro que sería un espíritu - invisible - que llegaría pronto, y no 600 años después. No es justo hacer una mala interpretación de la Biblia, como tampoco sería correcto tratar de interpretar algo que no está en el Corán mismo.


- Evertt W. Huffard, Nazaret, Israel
La Voz Eterna, Septiembre 1980
(Vía Firm Foundation, 1980)

http://www.lavozeterna.org/estudios/islamiglesia01.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario